De dónde salen las utilidades