Esto es lo que perdemos por la corrupción