Author: Ayde Cristancho

El Director General de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, el pasado 5 de marzo, ante la Comisión Séptima de Senado, destacó como positivo que las bases del “Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, Pacto por Colombia, Pacto por la equidad” en lo que se refiere al sector salud aborden temas como la calidad, un pacto sectorial, cobertura cualificada, la permanencia del subsidio a la oferta para los hospitales públicos, los mecanismos para mejorar la gobernanza y alcanzar la sostenibilidad y la inclusión de  mecanismos de No repetición, entre otros.

Al referirse al articulado del Proyecto de ley del PND, el director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo Valencia, indicó que hay unos pasos en el sentido adecuado pero hay otros temas que se deberían repensar en el debate legislativo que se inicia para su aprobación. Algunas de las observaciones que hizo el gremio fueron:

Artículo 55 sobre competencias de la Supersalud: destacó que se quiera hacer una mejora a las competencias y las capacidades de la Superintendencia Nacional de Salud, pero advirtió que es necesario  articularlo con la normatividad ya existente e involucrar a otras Superintendencias. Además, ampliar el alcance a las figuras de reorganizaciones institucionales de EPS, de manera tal que se revisen las operaciones que proponen y en especial que se exija un Paz y Salvo para avanzar a un cambio de su naturaleza jurídica.

Artículos 133 y 134 sobre Acuerdo de punto final y Pago de No PBS: recordó que la deuda acumulada no solo corresponde a coberturas que se encuentran fuera del Plan de Beneficios; existen otros conceptos de deuda como las carteras deterioradas, castigadas o las carteras de las megaliquidaciones; deuda que en general corresponde a coberturas que sí están en el Plan de Beneficios. Al respecto el líder gremial propuso que para efectos del pago que se generará producto de este acuerdo de punto final, se realice una medida como la de giro directo y la “titulación” se haga a las IPS, de manera tal que se garantice que los recursos llegarán a toda la cadena del Sistema de Salud.

Artículo 135 – Giro directo universal: advirtió que debe integrarse como una política del acuerdo de punto final, pues debe entenderse y defenderse como el mecanismo de No repetición, de lo contrario en pocos años, estaremos en una situación similar a la actual. Precisó que todo beneficiario de la Ley de punto final debería incurrir inmediatamente en la medida de giro directo.

Artículos 137 y 132  sobre reforma a la Ley 715 de 2015: la ACHC destacó la propuesta de centralización del manejo de coberturas que se encuentran fuera del Plan de Beneficios del Régimen Subsidiado pero consideró importante que se aclaren las competencias de las Entidades Territoriales, preocupa la recomposición de los porcentajes del Sistema General de Participaciones en las que según lo anunciado por el gobierno se cambiarán los porcentajes y quedará un 88% para aseguramiento del Régimen subsidiado, el 10% para salud pública y tan solo un 2% para el subsidio de oferta a los hospitales públicos.

Se debe avanzar en la comprensión de este tema, pues existen regiones del país donde no hay un mercado de aseguramiento y por lo tanto el 88% o 90% de subsidio a la demanda va a ser excesivo; eso se puede evolucionar dejando unos rangos para el manejo de cifras de acuerdo a la realidad territorial. Creemos que se debe mejorar ese porcentaje, 2% es un retroceso”, puntualizó el Dr. Giraldo.

Artículo 138 sobre Solidaridad en el Sistema de Salud. La ACHC hizo un llamado a que tanto el Gobierno como el Congreso, hagan un esfuerzo para endurecer medidas anti evasión y anti elusión, antes de pensar en crear microseguros o aportes a cargo de población que “está tratando de salir de la pobreza” y evitar que los recursos que deban destinar a estos pagos, terminen riñendo con su mínimo vital.

Artículo 137 sobre incentivos a la calidad. Para la ACHC es muy valioso que se haya incluido y  espera que tenga una adecuada reglamentación.

 

Para la ACHC el Plan Nacional de Desarrollo 2018 -2022 es un ajuste al esquema actual de operación del sistema de salud y considera necesario avanzar a otros componentes de reforma a la estructura del sistema, que no fueron incluidos en el proyecto de ley del plan.

Vea la intervención completa aquí 

Ante el acelerado aumento de casos de Dengue, con signos de alarma que requieren hospitalización, reportados en el último trimestre de 2018 y lo que va corrido de 2019, el Ministerio de Salud y Protección Social ha pedido intensificar las medidas de prevención y fortalecer las acciones de vigilancia, prevención, atención integral y control para evitar su propagación en Colombia.

A las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud les ha pedido estar preparadas para brindar atención integral a la población, mantener la alerta y advertir al personal médico, especialmente del servicio de urgencias, sobre la debida aplicación de protocolos y guías de práctica clínica para el manejo del Dengue, a fin de realizar una adecuada valoración que permita identificar a tiempo los casos y evitar que se subestimen los síntomas y se generen diagnósticos errados.

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas se une a esta recomendación y solicita a sus instituciones afiliadas mantener y, en los casos que sea necesario, reforzar los planes de prevención, control y manejo del Dengue, cumpliendo con lo dispuesto por las autoridades para su abordaje y con la responsabilidad de brindar servicios de calidad a los colombianos, aplicando correctamente las medidas de aislamiento, diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

A continuación puede descargar las directrices, que han dado hasta la fecha las autoridades de salud en el país, para el manejo del Dengue y las Guías disponibles por el Ministerio de salud y la OMS para la atención hospitalaria en este caso:

 

Los invitamos a no ahorrar esfuerzos en la atención a los pacientes y mantener las alertas y medidas de prevención y manejo, para resolver de manera oportuna y adecuada las necesidades de atención de la población.

 

HOMI, Fundación Hospital Pediátrico la Misericordia es un hospital con más de 120 años, pionero en atención especializada para niños en Colombia. Por ello trabajamos día a día en temas de actualización constante frente a temas de salud, buscando así seguir siendo líderes en el diagnóstico y tratamiento de cáncer infantil en el país. Hoy tenemos la certeza de que no solo basta con ponernos la camiseta sino que trabajamos para disminuir dolor, saldar falencias en temas de salud y buscar tener más niños que puedan contar más historias de supervivencia. Sabemos que los niños que no ganan la batalla hoy vuelan muy alto y los tenemos presentes en nuestros corazones.

Este 15 de febrero a partir de las 2:00 p.m. conmemoramos con nuestros niños y especialista el trabajo que día a día realizamos para lograr una cura del dolor o de la enfermedad, escenario que contara con doctores reconocidos en temas oncológicos y manejo pediátrico.

De acuerdo con las estadísticas del hospital superamos la tasa de supervivencia nacional en los niños con leucemia, teniendo el 82% de supervivientes, pero esto no solo depende de nosotros, sino de un compromiso mundial frente a un diagnóstico oportuno. Este 15 de febrero nos unimos con los niños del mundo, porque como institución queremos que todos conozcan y se eduquen frente el diagnóstico oportuno del cáncer infantil, juntos creamos un equipo.

Queremos que hagan parte..

De un equipo que gana la batalla contra el cáncer infantil, el cual tiene el propósito de lograr que todos los que padecen esta enfermedad nunca dejen de sonreír y vivir con esperanza. Por eso HOMI- Fundación Hospital Pediátrico la Misericordia saca una línea exclusiva de camisetas perteneciente a los productos de la Tienda HOMI, la cual tiene el propósito de recoger fondos para no solo brindarle una atención integral a los pacientes, sino a sus familias, y en esta oportunidad se busca tener fondos para culminar con éxito la construcción del hogar de paso para las personas que vienen de otras ciudades.

Los niños de HOMI- Fundación Hospital Pediátrico la Misericordia tienen de la certeza de que ustedes como mayores difusores de la información, con su grupo directivo del medio de comunicación se unirán a este compromiso frente a un diagnóstico oportuno, invitándolos así a ser partícipes este 15 de febrero por los niños del mundo.

Recuerda que:

¡Solos no podemos combatirlo por eso con este equipo ganamos la batalla!

En el marco de la audiencia realizada el pasado 31 de enero en el Congreso de la República sobre la crisis del sistema de salud y situación la EPS Medimás, el director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo, en su intervención pidió que las deudas no resueltas de la EPS Saludcoop en liquidación, Cafesalud y las de Medimás, cercanas a los $4.5 billones de pesos, se incluyan en la ley de punto final y después el Gobierno recupere estos recursos repitiendo contra los bienes activos de entidades propietarias de las EPS que incumplieron. “Los compromisos que se adquirieron se tienen que hacer efectivos, los dueños y los grupos económicos dueños de esas entidades  tiene que responder por los faltantes”.

El director de la ACHC en su intervención recordó que el gremio desde hace varios años ha advertido sobre la disfunción de esa EPS y de muchas otras, sobre el riesgo de fomentar sin control la integración vertical, el peligro de la no trazabilidad de los recursos, el abuso de la posición dominante y la competencia desleal. “Siempre hemos pedido la intervención y protección a las autoridades, especialmente  a la Supersalud.  Aquí nada ha sido de un día para otro, ni esto debe sorprender a nadie, esto ha sido denunciado desde hace mucho tiempo”, enfatizó.

Ante los anuncios de una posible venta de la EPS Medimás, el director de la ACHC preguntó: “¿cómo se va a proceder a una nueva transacción sin haber cumplido con los compromisos de la transacción anterior?, ¿dónde están los paz y salvos?, ¿pagaron las cuotas, aportaron los recursos frescos?, ¿aplicaron el modelo de salud innovador?, ¿dispusieron la red completa amplia diversa y resolutiva?, ¿los resultados de esta EPS son notables?, ¿le cumplieron a la red externa?, ¿los niveles de cartera son adecuados?. La mayoría de las respuestas a estas preguntas son No y no es una percepción del gremio hospitalario, que por supuesto es parte interesada, es una respuesta de las autoridades de vigilancia y control: Procuraduría, Contraloría y Superintendencia de Salud”, puntualizó.

A manera de conclusión la ACHC realizó las siguientes observaciones sobre la crisis y problemas actuales del sector:

  1. Los interventores y liquidadores no pueden disponer a su libre albedrio en este país. Cómo un agente liquidador manda más que los ministros, los superintendentes y que toda la sociedad?; algunos de estos personajes solo tienen el interés de tener negocios con muchos ceros a la derecha y poner a los pacientes a la izquierda… además aducen que todo vale porque es un negocio entre privados.
  2. Los compromisos que se adquirieron se tiene que hacer efectivos; los dueños y los grupos económicos dueños de esas entidades tiene que responder por los faltantes.
  3. La población no puede ser una vez más moneda de cambio, el gobierno los tiene que poner a salvo asignándolos a entidades con capacidad.
  4. Las carteras no resueltas, los cerca de$ 4.5 billones de pesos generados por estos desastres empresariales, tienen que estar incluida dentro de la ley de punto final y después el Gobierno tiene que salir a recobrar a las entidades propietarias de las que incumplieron
  5. La integración vertical es mala provenga de donde provenga, no tiene derecho ni revés; es un gran conflicto de intereses, donde siempre esta lo económico por encima de la libertad de escogencia, de la calidad, de la dignidad de las personas.
  6. Las integraciones hoy se están disimulando de otra manera, con figuras abstrusas, con mestizajes casi imposibles de entender y en este sector en la actualidad se habla más en términos de derecho comercial societario y de finanzas que de indicadores y resultados sanitarios.
  7. El gobierno del sistema no se puede seguir tercerizado en unos agentes aseguradores que no están cumpliendo con sus funciones básicas, las autoridades deben recobrar el control.
  8. Se debe entender con suficiencia el movimiento que traen inversionistas foráneos a l sistema de salud. Deben llegar con buenas prácticas y tienen que respetar la soberanía sanitaria; acatar la normatividad, adaptarse a los cambios.
  9. El Gobierno nacional debe exigir tres cosas: que los recursos sean de buena procedencia, que sean frescos y que no solamente sea un pago por entrar a acceder al manejo de la UPC colombiana; tiene que haber una corresponsabilidad.
  10. Todos estos problemas son señales de que se necesita una reforma profunda al sistema con una revolución en el modelo de salud, con un cambio del rol de los aseguradores convirtiéndolos en administradores regulados, con un aseguramiento central, con cero integraciones verticales y con una evolución de un sistema unificado del sistema de salud.

Ver Intervención