Actualidad

El Director General de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, el pasado 5 de marzo, ante la Comisión Séptima de Senado, destacó como positivo que las bases del “Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, Pacto por Colombia, Pacto por la equidad” en lo que se refiere al sector salud aborden temas como la calidad, un pacto sectorial, cobertura cualificada, la permanencia del subsidio a la oferta para los hospitales públicos, los mecanismos para mejorar la gobernanza y alcanzar la sostenibilidad y la inclusión de  mecanismos de No repetición, entre otros.

Al referirse al articulado del Proyecto de ley del PND, el director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo Valencia, indicó que hay unos pasos en el sentido adecuado pero hay otros temas que se deberían repensar en el debate legislativo que se inicia para su aprobación. Algunas de las observaciones que hizo el gremio fueron:

Artículo 55 sobre competencias de la Supersalud: destacó que se quiera hacer una mejora a las competencias y las capacidades de la Superintendencia Nacional de Salud, pero advirtió que es necesario  articularlo con la normatividad ya existente e involucrar a otras Superintendencias. Además, ampliar el alcance a las figuras de reorganizaciones institucionales de EPS, de manera tal que se revisen las operaciones que proponen y en especial que se exija un Paz y Salvo para avanzar a un cambio de su naturaleza jurídica.

Artículos 133 y 134 sobre Acuerdo de punto final y Pago de No PBS: recordó que la deuda acumulada no solo corresponde a coberturas que se encuentran fuera del Plan de Beneficios; existen otros conceptos de deuda como las carteras deterioradas, castigadas o las carteras de las megaliquidaciones; deuda que en general corresponde a coberturas que sí están en el Plan de Beneficios. Al respecto el líder gremial propuso que para efectos del pago que se generará producto de este acuerdo de punto final, se realice una medida como la de giro directo y la “titulación” se haga a las IPS, de manera tal que se garantice que los recursos llegarán a toda la cadena del Sistema de Salud.

Artículo 135 – Giro directo universal: advirtió que debe integrarse como una política del acuerdo de punto final, pues debe entenderse y defenderse como el mecanismo de No repetición, de lo contrario en pocos años, estaremos en una situación similar a la actual. Precisó que todo beneficiario de la Ley de punto final debería incurrir inmediatamente en la medida de giro directo.

Artículos 137 y 132  sobre reforma a la Ley 715 de 2015: la ACHC destacó la propuesta de centralización del manejo de coberturas que se encuentran fuera del Plan de Beneficios del Régimen Subsidiado pero consideró importante que se aclaren las competencias de las Entidades Territoriales, preocupa la recomposición de los porcentajes del Sistema General de Participaciones en las que según lo anunciado por el gobierno se cambiarán los porcentajes y quedará un 88% para aseguramiento del Régimen subsidiado, el 10% para salud pública y tan solo un 2% para el subsidio de oferta a los hospitales públicos.

Se debe avanzar en la comprensión de este tema, pues existen regiones del país donde no hay un mercado de aseguramiento y por lo tanto el 88% o 90% de subsidio a la demanda va a ser excesivo; eso se puede evolucionar dejando unos rangos para el manejo de cifras de acuerdo a la realidad territorial. Creemos que se debe mejorar ese porcentaje, 2% es un retroceso”, puntualizó el Dr. Giraldo.

Artículo 138 sobre Solidaridad en el Sistema de Salud. La ACHC hizo un llamado a que tanto el Gobierno como el Congreso, hagan un esfuerzo para endurecer medidas anti evasión y anti elusión, antes de pensar en crear microseguros o aportes a cargo de población que “está tratando de salir de la pobreza” y evitar que los recursos que deban destinar a estos pagos, terminen riñendo con su mínimo vital.

Artículo 137 sobre incentivos a la calidad. Para la ACHC es muy valioso que se haya incluido y  espera que tenga una adecuada reglamentación.

 

Para la ACHC el Plan Nacional de Desarrollo 2018 -2022 es un ajuste al esquema actual de operación del sistema de salud y considera necesario avanzar a otros componentes de reforma a la estructura del sistema, que no fueron incluidos en el proyecto de ley del plan.

Vea la intervención completa aquí 

Ante el acelerado aumento de casos de Dengue, con signos de alarma que requieren hospitalización, reportados en el último trimestre de 2018 y lo que va corrido de 2019, el Ministerio de Salud y Protección Social ha pedido intensificar las medidas de prevención y fortalecer las acciones de vigilancia, prevención, atención integral y control para evitar su propagación en Colombia.

A las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud les ha pedido estar preparadas para brindar atención integral a la población, mantener la alerta y advertir al personal médico, especialmente del servicio de urgencias, sobre la debida aplicación de protocolos y guías de práctica clínica para el manejo del Dengue, a fin de realizar una adecuada valoración que permita identificar a tiempo los casos y evitar que se subestimen los síntomas y se generen diagnósticos errados.

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas se une a esta recomendación y solicita a sus instituciones afiliadas mantener y, en los casos que sea necesario, reforzar los planes de prevención, control y manejo del Dengue, cumpliendo con lo dispuesto por las autoridades para su abordaje y con la responsabilidad de brindar servicios de calidad a los colombianos, aplicando correctamente las medidas de aislamiento, diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

A continuación puede descargar las directrices, que han dado hasta la fecha las autoridades de salud en el país, para el manejo del Dengue y las Guías disponibles por el Ministerio de salud y la OMS para la atención hospitalaria en este caso:

 

Los invitamos a no ahorrar esfuerzos en la atención a los pacientes y mantener las alertas y medidas de prevención y manejo, para resolver de manera oportuna y adecuada las necesidades de atención de la población.

 

En el marco de la audiencia realizada el pasado 31 de enero en el Congreso de la República sobre la crisis del sistema de salud y situación la EPS Medimás, el director de la ACHC, Juan Carlos Giraldo, en su intervención pidió que las deudas no resueltas de la EPS Saludcoop en liquidación, Cafesalud y las de Medimás, cercanas a los $4.5 billones de pesos, se incluyan en la ley de punto final y después el Gobierno recupere estos recursos repitiendo contra los bienes activos de entidades propietarias de las EPS que incumplieron. “Los compromisos que se adquirieron se tienen que hacer efectivos, los dueños y los grupos económicos dueños de esas entidades  tiene que responder por los faltantes”.

El director de la ACHC en su intervención recordó que el gremio desde hace varios años ha advertido sobre la disfunción de esa EPS y de muchas otras, sobre el riesgo de fomentar sin control la integración vertical, el peligro de la no trazabilidad de los recursos, el abuso de la posición dominante y la competencia desleal. “Siempre hemos pedido la intervención y protección a las autoridades, especialmente  a la Supersalud.  Aquí nada ha sido de un día para otro, ni esto debe sorprender a nadie, esto ha sido denunciado desde hace mucho tiempo”, enfatizó.

Ante los anuncios de una posible venta de la EPS Medimás, el director de la ACHC preguntó: “¿cómo se va a proceder a una nueva transacción sin haber cumplido con los compromisos de la transacción anterior?, ¿dónde están los paz y salvos?, ¿pagaron las cuotas, aportaron los recursos frescos?, ¿aplicaron el modelo de salud innovador?, ¿dispusieron la red completa amplia diversa y resolutiva?, ¿los resultados de esta EPS son notables?, ¿le cumplieron a la red externa?, ¿los niveles de cartera son adecuados?. La mayoría de las respuestas a estas preguntas son No y no es una percepción del gremio hospitalario, que por supuesto es parte interesada, es una respuesta de las autoridades de vigilancia y control: Procuraduría, Contraloría y Superintendencia de Salud”, puntualizó.

A manera de conclusión la ACHC realizó las siguientes observaciones sobre la crisis y problemas actuales del sector:

  1. Los interventores y liquidadores no pueden disponer a su libre albedrio en este país. Cómo un agente liquidador manda más que los ministros, los superintendentes y que toda la sociedad?; algunos de estos personajes solo tienen el interés de tener negocios con muchos ceros a la derecha y poner a los pacientes a la izquierda… además aducen que todo vale porque es un negocio entre privados.
  2. Los compromisos que se adquirieron se tiene que hacer efectivos; los dueños y los grupos económicos dueños de esas entidades tiene que responder por los faltantes.
  3. La población no puede ser una vez más moneda de cambio, el gobierno los tiene que poner a salvo asignándolos a entidades con capacidad.
  4. Las carteras no resueltas, los cerca de$ 4.5 billones de pesos generados por estos desastres empresariales, tienen que estar incluida dentro de la ley de punto final y después el Gobierno tiene que salir a recobrar a las entidades propietarias de las que incumplieron
  5. La integración vertical es mala provenga de donde provenga, no tiene derecho ni revés; es un gran conflicto de intereses, donde siempre esta lo económico por encima de la libertad de escogencia, de la calidad, de la dignidad de las personas.
  6. Las integraciones hoy se están disimulando de otra manera, con figuras abstrusas, con mestizajes casi imposibles de entender y en este sector en la actualidad se habla más en términos de derecho comercial societario y de finanzas que de indicadores y resultados sanitarios.
  7. El gobierno del sistema no se puede seguir tercerizado en unos agentes aseguradores que no están cumpliendo con sus funciones básicas, las autoridades deben recobrar el control.
  8. Se debe entender con suficiencia el movimiento que traen inversionistas foráneos a l sistema de salud. Deben llegar con buenas prácticas y tienen que respetar la soberanía sanitaria; acatar la normatividad, adaptarse a los cambios.
  9. El Gobierno nacional debe exigir tres cosas: que los recursos sean de buena procedencia, que sean frescos y que no solamente sea un pago por entrar a acceder al manejo de la UPC colombiana; tiene que haber una corresponsabilidad.
  10. Todos estos problemas son señales de que se necesita una reforma profunda al sistema con una revolución en el modelo de salud, con un cambio del rol de los aseguradores convirtiéndolos en administradores regulados, con un aseguramiento central, con cero integraciones verticales y con una evolución de un sistema unificado del sistema de salud.

Ver Intervención

El Ministerio de Salud anunció que la Unidad de Pago por Capitación, UPC, en 2019 tendrá un incremento en el régimen contributivo de 5,31% y de 9,40% en el régimen subsidiado, es decir en el primero pasará de $804.463,20 pesos a $847.180,80 y  además, se reconocerá una prima adicional de 10% a 363 municipios catalogados en zonas dispersas y una de 9,86% adicional para 32 ciudades.

En el régimen subsidiado la UPC pasará de $719.690,40 pesos a $787.327,20 en 2019. Igualmente, se reconocerá una prima adicional de 11,47% para 363 municipios catalogados como zonas dispersas y una del 15% para 32 ciudades.

En el comunicado, el Ministerio señala que “En el camino de unificar los regímenes de salud en el marco de las sentencias de la Corte Constitucional, se determinó que el valor de la prima pura del régimen subsidiado será equivalente al 95 por ciento de la del contributivo, que actualmente es del 91,45%”. Y anunció que para “San Andrés, Providencia y Santa Catalina se le asignó una prima adicional del 37,9 por ciento en el régimen contributivo y se igualó la prima pura (sin tener en cuenta los gastos de administración) del régimen contributivo y el subsidiado”.

De igual forma se incluyeron en el plan de beneficios financiado por UPC 60 principios activos y 34 procedimientos para la atención de 19 condiciones de salud, por un valor de 321 mil millones de pesos.

 

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas pidió a la Corte Constitucional mantener la sala de seguimiento a la sentencia T 760 de 2008 e instar al Gobierno y al Legislativo a tomar decisiones de fondo para resolver problemas actuales del sistema de salud y evitar que se repitan.  Esta solicitud fue hecha por el Director General, Juan Carlos Giraldo Valencia, durante su intervención en la Audiencia Pública convocada por el alto tribunal como seguimiento a dicha sentencia y realizada el pasado 6 de diciembre.

El Director de la ACHC dio respuesta a las preguntas formuladas al gremio por la Corte Constitucional  sobre: el valor de la deuda que tienen las EPS de ambos regímenes con las IPS, el impacto en la prestación de los servicios, cuántas IPS se encuentran en proceso de liquidación e intervención, si las medidas de saneamiento de la Ley 1797 de 2016 han tenido algún impacto en las clínicas y hospitales, los resultados de los procesos de conciliación y depuración de las deudas y de la implementación de giro directo en las IPS y si se está cumpliendo con el control a la integración vertical como lo dispone la Ley.

Después de brindar unas respuestas detalladas a cada uno de los interrogantes del alto tribunal, el Director de la ACHC enfatizo que: “el tema de sostenibilidad no es solamente financiero, es una resultante del buen funcionamiento de los pilares o estructuras de un sistema: la gobernanza, el aseguramiento, la financiación, la prestación y de la consecución de resultados. En el país la mayoría de las dimensiones o estructuras del sistema no están funcionando bien, por lo tanto aquí no va a ver  ni sostenibilidad del sistema y ni sostenibilidad social, sino se hace una reforma”

Y advirtió: “aquí se necesita es una Revolución en el sistema, una serie de cambios en esas estructuras, en el modelo de Atención Primaria en Salud, en la forma de administrar los dineros de la salud, en mantener el aseguramiento pero cambiar la forma de administrarlo, para que podamos tener esa secuencia de: equilibrio del sistema, sostenibilidad y ejercicio del derecho”.

Las principales conclusiones de la intervención de la ACHC son:

  • El tema de la cartera es crónico, creciente, sistémico, parece incontrolable y es supremamente evidente.
  • Las fuentes que tienen presunción de legalidad muestran una cartera de 28 billones de pesos
  • Los efectos van más allá de lo financiero, en los servicios, en lo asistencial, en el personal, en los proveedores, en la tecnología, entre otros.
  • Las IPS son sujetos minoritarios de medidas especiales, pero el sector público está deprimido y la mitad de esos hospitales están en riesgo importante.
  • El Congreso de la República hace la tarea, pero es insuficiente la aplicación de las medidas adoptadas en la Ley 1797 de 2016.
  • La coincidencia de las cifras entre los diferentes actores es y continúa siendo baja, se deben identificar cuáles de los motivos de coincidencias son los importantes.
  • El trabajo de la Superintendencia Nacional de Salud es importante pero es marginal en resultados.
  • El Giro directo se debe mantener y se debería expandir.
  • El Control a la Integración vertical hasta el momento ha sido casi nulo; con la llegada de Adres se puede mejorar.
  • La ACHC considera que se debe avanzar a una reforma al sistema de salud, porque la fuente de la litigiosidad, de la generación de infracciones y de las vulneraciones está en el actual modelo de funcionamiento del sistema de salud; con algunos cambios importantes a la estructura se puede ser más lógicos y más prácticos en el manejo del sistema.
  • La ACHC solicitó a la Corte Constitucional que mantengan la sala de seguimiento, agradece  el trabajo de sostenimiento de la tutela, la sentencia T-760 y  la exequibilidad a la Ley Estatutaria de Salud, pero considera que ese papel no puede desmayar en este momento y se deben dar instrucciones e instar a los poderes legislativo y ejecutivo a que tomen decisiones de fondo para evitar que sigamos en el punto al que llegó el sistema de salud.

 

Ver intervención completa

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas se unió a su afiliado MSD y a la Asociación Colombiana de Infectología, ACIN, para promover el buen uso de los antibióticos a través de la campaña denominada “12 Mandamientos del buen uso de los antibióticos”.

Esta campaña pedagógica se desarrolla para concientizar a los usuarios sobre las consecuencias que pueden generar en la salud el mal uso de los medicamentos, especialmente los antibióticos, por ello en un lenguaje claro y sencillo de entender, han enunciado las recomendaciones en 12 mandamientos así:

  1. Solo tome antibióticos si su médico se lo recetó
  2. Automedicarse antibióticos puede tener riesgos para su salud
  3. Tome el antibiótico como se lo recetaron y por el tiempo indicado
  4. Aumentar la dosis de antibiótico no lo mejora más rápido, pero en cambio aumenta el riesgo de efectos secundarios
  5. Si los síntomas de la infección persisten no prolongue el antibiótico, consulte a su médico
  6. Los antibióticos solo sirven para infecciones causadas por bacterias
  7. Los antibióticos no sirven para curar infecciones por virus como el de la gripe
  8. Los antibióticos no previenen el contagio de la gripa ni de otros virus
  9. No comparta sus antibióticos con sus familiares o amigos
  10. Ellas requieren ser vistas por el veterinario en caso de necesitarlo.
  11. El mal uso de los antibióticos ocasiona bacterias más resistentes
  12. El lavado de manos frecuentes evita el contagio de virus y bacterias resistentes

 

Sobre cada uno de estos mandamientos los usuarios pueden ampliar la información en 12 videos que buscan educar, prevenir y concientizar sobre la necesidad del autocuidado.

Vea aquí todos los videos

La ACHC advirtió que las deudas a los hospitales y clínicas siguen creciendo y ya llega a los $9.3 billones de pesos, de los cuales el 57% son cartera morosa mayor a 60 días, como lo señala el estudio semestral de cartera realizado por el gremio, en una muestra de 184 entidades, con corte a Junio de 2018.

Los mayores deudores siguen siendo las EPS del régimen contributivo que adeudan $3.9 billones lo que corresponde al 42% de la deuda, seguidas de las EPS del régimen subsidiado con $2.7 billones, equivalente al 29% de la deuda total y el Estado que incluye los entes territoriales, el extinto Fosyga y la Adres, con  $1 billón de pesos, es decir el 11% de la deuda.

El estudio de la ACHC indica, que de acuerdo al monto total los mayores deudores de los hospitales y clínicas, en el grupo de las EPS de régimen contributivo que se encuentran en operación, son Nueva EPS, Coomeva y Medimás y en el régimen subsidiado Savia Salud, Asmet Salud y Emssanar.

Respecto a los principales morosos, es decir entidades cuyas deudas con la entidades hospitalarias superan los 60 días después de radicadas las facturas, el estudio señala que los principales deudores son Cafesalud EPS, Nueva EPS, Savia Salud y Coomeva EPS. (Anexo listado de 10 principales deudores de cartera mayor a 60 días)

Además, revela que las EPS del régimen contributivo y subsidiado que se encuentran en liquidación, intervención, vigilancia especial o programas de recuperación de la Supersalud, le adeudan a los hospitales y clínicas $3.8 billones de pesos, de los cuales el 71% es deuda morosa. Este grupo de EPS tiene afiliados cerca de 20 millones de colombianos.

 

  • ACHC presentó posibles soluciones a las dificultades actuales del sector salud
  • ACHC considera urgente conocer contenido, cronograma y recursos disponibles para ley de punto final en el sector salud.
  • La deuda a los hospitales y clínicas superó los $9.3 billones de pesos en el corte a junio de 2018

Noviembre 21 de 2018. La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, al cumplirse los primeros 100 días del nuevo gobierno, expresó la necesidad de adoptar de urgencia mecanismos que alivien las dificultades actuales del sector, mientras se avanza en las discusiones y trámites de soluciones estructurales al sistema de salud.

En comunicación enviada al Ministro de Salud, Juan Pablo Uribe Restrepo, el gremio de los hospitales y clínicas colombianos, presentó los asuntos que considera deben ser prioridad en la agenda para resolver en el sector, entre los que se incluyen:

  1. Pago de las deudas pendientes de Saludccoop EPS, Cafesalud EPS y Caprecom
  2. Pago de la compra de Cafesalud por parte de Medimás
  3. Fase IV del plan de choque
  4. Relacionamiento y modalidades de contratación entre EPS e IPS
  5. Flujo de recursos
  6. Definición situación de EAPB que no cumplen indicadores de permanencia o habilitación financiera
  7. Reforma estructural al sistema de salud

La ACHC destacó la gestión del Ministerio de Salud en la consecución de $3.8 billones de pesos adicionales para el presupuesto de 2019, llegando a los $32.3 billones y pidió que este esfuerzo beneficie de manera equilibrada a todos los agentes del sistema de salud. Al tiempo, solicitó que se dé a conocer el contenido, cronograma y recursos con los que se contará para el desarrollo de la Ley de punto final, anunciada por el Presidente Iván Duque durante la campaña electoral, y que ha generado gran expectativa en el sector prestador como solución a los montos billonarios que les adeudan los diferentes compradores de servicios de salud, por atenciones que fueron brindadas a sus afiliados.

El gremio también pidió al Ministerio de Salud mantener la medida de estabilidad económica que desde 2016 busca garantizar que el porcentaje de incremento que se da en la UPC a final de año, se vea reflejado en el incremento de tarifas de prestación de servicios del siguiente año. De igual forma, la ACHC solicitó al gobierno nacional preservar la actual destinación específica del 0.5% de IVA Social, como se estableció en la reforma tributaria de 2016, y gestionar los recursos disponibles de regalías por proyectos no ejecutados para que sean destinados al saneamiento del sector salud incluida las deudas que tienen las EPS en liquidación.

Así mismo, ante los resultados de la evaluación de los indicadores de permanencia de las EPS que se encuentran en operación realizada por la Supersalud con corte diciembre de 2017 y que muestran un defecto del patrimonio adecuado de $7.3 billones (a junio de 2015 era de $5.3 billones), la ACHC requirió incluir en la medida de Giro directo a todas las EPS del Régimen contributivo que no cumplen con los indicadores de solvencia, de acuerdo a los establecido por la ley; actualmente 5 EPS se encuentran bajo esta medida.

La ACHC en su comunicación advierte que: “mientras no logremos solucionar las dificultades de flujo de recursos y el comportamiento de los agentes, nos alejaremos cada vez más de la meta de tener una atención en salud con calidad” e indicó que está dispuesto a seguir presentando y acompañando propuestas que beneficien al sector.

 

Descargar Boletín 

La revista América Economía publicó recientemente el ranking de los mejores Hospitales y Clínicas 2018 en el que 23 instituciones hospitalarias colombianas hacen parte de las 58 que integran el ranking de esta edición.  La primera entidad colombiana del Ranking fue la Fundación Valle del Lili de Cali, que ocupó el puesto 3 del ranking, seguida por la Fundación Cardioinfantil de Bogotá  en el 5 lugar y el Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín en el 9. El primero del ranking nuevamente fue el Hospital Albert Einstein de Brasil.

Otros de los hospitales y clínicas colombianos que integran el ranking y que son afiliados a la ACHC son: El Centro Médico Imbanaco de Cali en el puesto 11, el Hospital San Vicente Fundación en el 16, el Hospital General de Medellín en el 28 y primer público del ranking; Clínica del Occidente de Bogotá en el 29, Clínica Universitaria Bolivariana en el 34, Clínica El Rosario en el 43, Clínica Cardio VID en el 44, Fundación Hospital Los Ángeles en el 45,  Hospital Universitario Departamental de Nariño en el 48, SES Hospital de Caldas en el 50, Clínica Medellín en el 53  y Clínica Las vegas en el 58.

Puesto hospitales colombianos en el Ranking América Economía 2018

Entidad
3 FUNDACIÓN VALLE DEL LILI
5 FUNDACIÓN CARDIOINFANTIL
8 FUNDACIÓN CARDIOVASCULAR DE COLOMBIA
9 HOSPITAL PABLO TOBÓN URIBE
11 CENTRO MÉDICO IMBANACO
16 HOSPITAL SAN VICENTE FUNDACIÓN
23 CLÍNICA LAS AMÉRICAS
25 CLÍNICA UNIVERSIDAD DE LA SABANA
28 HOSPITAL GENERAL DE MEDELLÍN
29 CLÍNICA DEL OCCIDENTE
34 CLÍNICA UNIVERSITARIA BOLIVARIANA
36 MEDERI
38 CLÍNICA UNIVERSITARIA DE COLOMBIA COLSANITAS
43 CLÍNICA DEL ROSARIO SEDE TESORO MEDELLIN
44 CLÍNICA CARDIO VID
45 FUNDACIÓN HOSPITAL INFANTIL LOS ÁNGELES
48 HOSPITAL UNIVERSITARIO DEPARTAMENTAL DE NARIÑO
49 HOSPITAL UNIVERSITARIO INFANTIL SAN JOSÉ
50 SES HOSPITAL DE CALDAS
53 CLÍNICA MEDELLÍN
54 CLÍNICA LOS NOGALES
57 CENTRO POLICLÍNICO OLAYA
58 CLÍNICA LAS VEGAS

La publicación destaca que en esta edición del ranking  la mayoría de los hospitales se mantienen sus puntajes en relación con la evaluación de 2017, además que las entidades se siguen esforzando por generar mayor conocimiento, de hecho un grupo de 30 hospitales que en 2014 reportó 513 paper ISI anuales, en 2018 reportaron 1316, lo que significa un aumento de 156%.

Además, indica que en la evolución de las entidades hospitalarias que participan en este ranking es relevante su trabajo por mejorar la experiencia del paciente.

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas felicita a las entidades afiliadas que hacen parte de esta edición del ranking y destaca su compromiso con la atención con altos estándares de calidad para los usuarios.

Ver publicación América Economía

La Revista Hospitalaria, publicación especializada en seguridad social en salud, propiedad de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, llegó a los 20 años de circulación ininterrumpida. Compartimos a continuación con nuestros lectores el editorial de la edición 120 en el que se describe la consolidación de nuestra publicación en estas dos décadas de publicación y la satisfacción de brindar herramientas, estudios, análisis  y opiniones que han aportado al desarrollo del sector salud colombiano.

 

Hospitalaria 20 años: de una idea luminosa a una luz duradera

Con la presente edición de la revista Hospitalaria, llegamos a 20 años de circulación ininterrumpida. Es una fecha importante para esta publicación y para el gremio hospitalario, pues se trata de la llegada a la madurez y a la solidez de una idea luminosa que aspiraba a hacer visible el pensamiento del sector prestador, y sus propuestas, preocupaciones, ilusiones y conocimientos. A lo largo de todos estos años de existencia, la revista Hospitalaria se ha consolidado no solo como el órgano oficial de comunicación de nuestro gremio, sino que ha alcanzado el reconocimiento de todo el sector, como una publicación seria, con alto nivel intelectual, rigurosa en el tratamiento de la información, y como una tribuna de opinión, orientadora de acciones y gestora del conocimiento.

Basta con mirar el índice de temas abordados en estas 120 ediciones para reconocer en la Revista y en el gremio la constante disposición para abordar temas tanto de actualidad como de largo plazo. Así, es constante la presentación de contenidos que explican los fenómenos que día tras día enfrentan los hospitales, pero también los análisis de prospectiva que buscan darles elementos y herramientas a los tomadores de decisiones, para que sus definiciones sean las mejores posibles.

Igualmente, hay que destacar que a pesar de que los tiempos han cambiado, de que los gobiernos se han ido y han llegado, y de que las coyunturas se han superado o se mantienen, la genética de la revista no ha mutado y va de la mano con la misión del gremio que la prohíja. Al revisar cada una de las carátulas se pueden ver las temáticas que nos han movido y la filosofía que subyace a las actuaciones de la ACHC: el ser humano como razón de ser del sistema de salud, la buena calidad de los servicios como objetivo, la seguridad en la prestación de las atenciones como guía, la obligatoria búsqueda de la honradez y eficacia del sector, así como la búsqueda perenne de un mejor sistema de salud y de un mejor arreglo institucional. Todos estos conceptos seguirán siendo los fundamentales para defender y tramitar por este gremio y su medio oficial de comunicación.

Consistentes con esa larga historia, en esta edición abordamos dos temas que fueron expuestos en el reciente y muy exitoso congreso internacional de la ACHC. El primero de ellos es la necesidad del sector hospitalario colombiano ¾similar a la de otros países¾ de conocer y entender las propuestas de modificación de las formas tradicionales de relacionamiento con los compradores de servicios. Como este es un tema en muchos casos manejado por los pulsos e impulsos del mercado, hemos decidido acudir a un tercero creíble, para que exponga los requisitos, alcances, ventajas, limitaciones y riesgos de una de las formas mas invocadas en la coyuntura. En otras palabras, se trata de un conocimiento técnico que nos permitirá enfrentar las presiones para poder optar con suficiencia.

El segundo tema se refiere a un tema global, más que a una coyuntura local. De la mano de la innovación, la automatización, del inatajable avance de las máquinas, y de la llegada de nuevas herramientas, métodos y vehículos para implementar esos cambios, tiene que venir una adaptación, una modificación radical en el comportamiento de los humanos que gobiernan las entidades, los sistemas, los sectores y las sociedades. Por ello exponemos la teoría de la aumentación, en la que se encuentran respuestas para proponer una nueva gobernanza, unas nuevas competencias y un avance en el humanismo.

Los dos temas abordan asuntos de diferente espectro: el primero enmarcado en lo actual, lo sistémico, lo contractual; el segundo emergiendo hacia lo global y proponiendo una comprensión de un cambio profundo de paradigma y el inicio de una nueva era.

Por supuesto, ambos temas van en la dirección del título de este editorial: la idea luminosa del comienzo lo sigue siendo como resultado ¾la revista Hospitalaria¾. Y por supuesto también está el deseo de que sigan siendo muchos los años y muchos los lectores que sigan acogiendo las luces que, desde este medio, se producen. 

 

Ingrese a Revista Hospitalaria y consulte cada una de las ediciones publicadas durante los últimos 20 años.